Cambia el por qué, por el cómo…

Cambia tus preguntas ¿Por qué? por preguntas usando ¿Cómo?

Esto te genera soluciones, y reduce estrés.

Por ejemplo, preguntas típicas:

¿Por qué no soy feliz? – ¿Cómo puedo ser feliz?

¿Por qué no tengo buena salud? – ¿Cómo puedo tener buena salud?

¿Por qué me siento mal? – ¿Cómo me puedo sentir bien?

¿Por qué no tengo dinero suficiente? – ¿Cómo puedo conseguir dinero suficiente?

etc…

Así que a la hora de hacerte preguntas como estas, cambia tu ¿por qué? por un “¿CÓMO?”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *