No busques fuera lo que todo el tiempo ha estado en tu interior.

¿Les ha pasado que cuando oran, o meditan, o buscan alguna solución, vemos hacia arriba, o hacia otra parte?

Cuando en realidad toda esa paz que buscamos, esa luz, esa respuesta, siempre está dentro de nosotros mismos.

Ahora cuando medito, o visualizo, o como le quieran llamar, en lugar de querer ver una “luz” de arriba hacia mí, me imagino mejor una luz que sale de mí hacia afuera.

Si estás en algún dilema, o buscando respuestas, primero busca dentro de ti. ¿Es fácil? Para nada! Ya que nuestra mente a veces se resiste mucho. ¿Es posible? Claro!

Un tip que les puedo dar al hacer esto, para que sea más sencillo, habla contigo mismo, suena loco, pero funciona! Hazte preguntas, y de esa pregunta, otra pregunta, hasta que llegues a donde deseas llegar. Inténtalo y ya verás…

No necesitas un vestuario especial, ni velitas ni incienso para escuchar tu interior. Sólo necesitas a ti mismo y ya!

-Clau-

“Y un día su corazón se abrió, y entonces supo que todo lo que había buscado, siempre había estado dentro de ella/el”.

Escribe, escribe!

Es necesario y muy importante escribir en papel nuestros objetivos, metas, deseos, etc. Es bueno pensarlos y visualizarlos, pero al escribirlos (y no solo tenerlos en la mente) lo estás plasmando de una manera más material. Así que toma papel y lápiz, y a escribir!

Yo tengo mi libreta llena, pero llena de cada idea que se me ocurre, sé que no todas las hago, pero al menos están ahí, sino se me olvidan. Así que lo que hice fue copiar todas esas ideas y pensamientos, proyectos, objetivos, y los puse en post its en un pizarrón de corcho. Es parecido al famoso pizarrón de sueños, donde pones en imágenes o fotos todo lo que quieres. Pero también lo puedes escribir

Cambia el por qué, por el cómo…

Cambia tus preguntas ¿Por qué? por preguntas usando ¿Cómo?

Esto te genera soluciones, y reduce estrés.

Por ejemplo, preguntas típicas:

¿Por qué no soy feliz? – ¿Cómo puedo ser feliz?

¿Por qué no tengo buena salud? – ¿Cómo puedo tener buena salud?

¿Por qué me siento mal? – ¿Cómo me puedo sentir bien?

¿Por qué no tengo dinero suficiente? – ¿Cómo puedo conseguir dinero suficiente?

etc…

Así que a la hora de hacerte preguntas como estas, cambia tu ¿por qué? por un “¿CÓMO?”

Amor es la respuesta…

Hace unos días estaba reflexionando sobre muchas cosas, lo que está pasando en Monterrey, y en general en México y el mundo entero! Y probablemente este mensaje suene un poco cursi, pero creo que es lo que NECESITAMOS en estos momentos

Es muy bueno que tomemos acciones y veamos que podemos hacer específicamente. Pero siento que es igual de importante ver la raíz de todo eso. Así como las enfermedades, si solo nos enfocamos en “calmar” los síntomas, la enfermedad seguirá ahí, hasta que veamos la raíz de donde viene.

Y creo que la raíz de las cosas buenas o malas que pasen es lo que está DENTRO de nosotros como personas. Pasamos mucho tiempo preocupándonos por lo que sucede fuera, pero preguntémonos ¿qué es lo que hay dentro de mí? Sientate unos cinco minutos el día de hoy, y profundiza esta pregunta.

Puede que al principio no lo quieras hacer por el miedo a ver la respuesta, pero es mucho peor si lo dejas pasar…
Puede que las respuestas sean resentimiento, tristeza, miedo, envidia, o mucho peor un VACÍO.

¿Cómo podemos transformar lo que está en nuestro interior a algo bueno?¿Cómo podemos llenar ese vacío?
La respuesta a TODO (literal, a todo!) es el AMOR. Y todo empieza por el amor a mi mismo, sino me respeto, sino me valoro, es muy difícil que pueda amar a los demás, y es difícil que permita que me amen los demás. Es como si pusiera una barda enorme y no permitiera que este amor fluya.

La idea que te quiero dejar el día de hoy es la siguiente: Empieza por amarte a ti mismo, y comparte amor. Siempre empieza por compartir, no esperes primero recibir. El amor no es algo que se nos da, es algo que está dentro de nosotros SIEMPRE. Pero con el tiempo y lo que vamos viviendo lo empezamos a enterrar con capas de cosas superficiales, pero ahí está!

Y siempre que tengas esos momentos de tristeza, soledad, resentimiento, recuerda que la respuesta SIEMPRE es el AMOR.

Bonito miércoles.

-Clau

Tómalo con calma

Les pasa que ahora con todo este movimiento de lo saludable y lo natural, queremos comprar y hacer todo! Y entre tanta información que ahora vemos, nos estresamos porque quermos cumplir con tal expectativa de salud que nosotros mismos nos hemos creado…
Ayer platicaba con una de las chicas que esta tomando mi Taller Mujer Saludable (si deseas más información de mi programa en línea da click en el siguiente enlace: http://wp.me/P7NcIG-2U), y hablabamos precisamente de qué comprar y qué no comprar, del tema de los productos orgánicos, y en resumidas cuentas le decía que esto de la comida saludable es llevartela tranquila, ir aplicando cosas que te funcionen a TI. Es peor el estrés que te generas por no poder comprar todo orgánico, ya sea porque no hay en tu ciudad o por tu presupuesto. Haz una lista de prioridades, de qué es lo que SI definitivamente para TI es importante comprar orgánico, y lo demás puedes ver las mejores opciones. Les pongo el ejemplo, el pan, o la miel, tal vez no consigues orgánico en tu ciudad, o se te hace muy elevado el precio, pero si buscas algún proveedor local que haga pan artesanal, o que sepas que la miel es pura, lo puedes comprar! Es cuestión de ver cuales son las mejores opciones.
Así que no te estreses, y tómalo con calma. Poco a poco ve agregando alimentos que sabes son buenos para tí.
¿Tienes algún ejemplo de algo que hayas cambiado por una versión más saludable? Compártelo en los comentarios

Nuestra forma de ser es un regalo

Hace unos días escuché el podcast de 10% happier with Dan Harris (ya saben que yo soy fan de los podcasts) en el que entrevistaba a Emma Seppälä y hablaban de como algunas veces pensamos que no podemos tener éxito y felicidad al mismo tiempo. Ella argumenta que si puedes tener ambos! Habla un poco de la compasión por uno mismo y de la meditación.
Pero algo que se me quedó super grabado fue esta frase “The way we are is a gift” (nuestra forma de ser es un regalo). Valorar todas las cualidades que tenemos como personas, y compartir todos tus dones con los demás!

Bonito fin de semana…

-Clau

Este es MI lugar!

Este es MI lugar!, ese lugar donde me conecto con todo mi alrededor, y me desconecto de todo lo demás.
(esta larguita la anécdota, pero inspiradora )

Resulta que en la “lista” de objetivos que escribí para este año (porque siempre tienes que poner TODO por escrito, les paso el tip 😉), puse que quería estar más en contacto con la naturaleza y escalar montañas (si, leyeron bien!). No me considero super intrépida (me dan pavor las tirolesas y esas cosas jaja, si me he subido y nomas no es lo mío 🙈), pero me ENCANTA andar pisando tierra, subiendo de piedra en piedra para llegar a ESE lugar. De niña fui scout, y pasé muchos momentos trepada en árboles, haciendo construcciones con palos y mecate, en bosques, en fin, padrísimo!! Pobre de mi madre que llegaba yo siempre toda lodosa a ensuciarle el piso jajaja.
Y, en serio que eso de escribir las cosas es como si hicieras magia, lo traía en la mente, y realmente era algo que quería hacer, que quiero seguir haciendo (lo del senderismo y subir montañas o cerros, lo que sea parecido), pero por una u otra cosa no lo hacía, que si el tiempo que si el clima que si no tenía con quien ir que si los niños, en fin!! y en esta ocasión, así “de la nada” me llegó esta oportunidad de poder ir con un grupo de personas que tienen los mismos intereses, el clima estuvo padrísimo, todo se acomodó super bien (como dicen por ahí “los planetas se alinearon jaja)! Y bueno esa es la historia del antes.

Ahora va la historia de el momento. Ayer me fuí con un grupo de personas a La Estanzuela 🌿aquí en Monterrey, sino han ido por favor dense la oportunidad de conocer este lugar MÁGICO!, yo ya lo había visitado en algunas ocasiones con mi hijo Matías y con mis sobrinos, pero solo había visto la primera parte que es como un caminito con un montón de árboles enormes y un río, esta hermoso! Pero, esta es la primera vez que me metí más al área del bosque, llegamos a un lugar llamado “el cielo” un poco más arriba, supuesta mente iba a haber una super cascada con mucha agua pero estaba seco jaja (es por temporadas), que si lo vemos del lado bueno, eso nos ayudó a poder subir un poco más, ya que con agua en el río iba a ser muy difícil subir, sí logramos ver otras cascadas que estaban mas abajo. Y fue una experiencia mágica! De esas veces que dices “aquí pertenezco”!
Este es el tipo de cosas que hacen que me recargue de energía, en el que puedo meditar en el camino, me concentro en el aquí y en el ahora (porque sino te concentras te das en toda la maceta si te caes jaja 😆). Y precisamente en el camino reflexioné muchísimas cosas, me puse a pensar como lo que estaba viviendo en ese momento es prácticamente como es la VIDA misma, y cómo cada cosa que hacía, las precauciones que tenía que tomar es exactamente lo mismo que hago en mi vida. Así que ahí les va mi onda filosófica de las montañas, quise hacer algo así como una metáfora, espero les sirva y los inspire ☺️

Para los que han ido saben que no es como ah subí la montaña y ya 😒jaja, tienes que ir por caminitos, y subir de piedra en piedra, toma su tiempo. Cuando iba subiendo me ayudó mucho la compañía de las otras personas, fue como un apoyo de Sí se puede! Nos compartíamos tips, nos echábamos aguas cuando la tierra no estaba firme, o había plantas con espinas, o telarañas (uff había muchas), y esto fué con lo que me quedé (léanlo e imaginen como describo mi camino en la Estanzuela, pero también imaginen como esto lo pueden aplicar en su vida):

– Nunca des el segundo paso sin que el primer pie este bien fijo.
– Ayúdate de los árboles sólidos para impulsarte a subir.
– No veas las piedras como obstáculos, úsalas para pisarlas y poder escalar.
– No siempre más rápido es mejor, sobre todo en la montaña, es preferible ir lento pero seguro, dando pasos firmes.
– Cree en lo fuerte que eres! pero, siempre que necesites ayuda, pídela.
– SIEMPRE tienes que ir viendo para adelante, pero al mismo tiempo tienes que estar viendo donde pisas en el momento, si solo te enfocas en lo de adelante, te caes! y si solo te enfocas en donde estas, también te caes! Así que es estar viendo el piso, y viendo al frente, jamás viendo para atrás (al menos que te detengas para ayudar a tu amigo, eso si se vale).
– Avisa a la otra persona si hay algo peligroso como una piedra floja, una telaraña, piedras resbalosas, plantas con espinas.
– En el grupo siempre hay un “puntero” es decir una persona que abre el camino.
– Para poder subir te tiene que gustar esta onda de la naturaleza, la tierra, los bichos y de más, y tienes que tener cierta condición física. Yo me sorprendí de mi misma, y me di cuenta de que tengo un cuerpo muy fuerte y poderoso (no no me la paso mil horas en el gimnasio, es mas ni al gimnasio voy, me gusta mas ir a caminar o hacer estiramientos en casa, lo que se me acomode en mis tiempos).
– Tienes que ir analizando donde vas a pisar, si la piedra o tronco es firme o no, de donde te vas a agarrar, todo el tiempo tienes que ir pensando, pero lo mejor de todo es que solito se va dando.
– No siempre el camino del otro es el mejor para tí. Es recomendable seguir el camino de todos (en este caso), pero no siempre la misma piedra que pisó el de adelante te va a funcionar a ti. Yo veía como mi amigo de adelante daba unos brincotes, y yo lo analizaba y decía ehmmm no creo que mis piernas pequeñas lleguen hasta allá jajaja 😬🙊😂, y mejor me iba por otra piedra. Toma la mejor decisión según TUS posibilidades.
– Y por último, pero el más IMPORTANTE, detente a admirar los regalos que la naturaleza (Dios, el universo, como tu prefieras llamarle) te ha dado, especialmente a tí! Porque lo que tu ves tal vez el de al lado que está en el mismo lugar no lo ve igual, admira tu alrededor, respira, permítete sentir, conéctate y siente esa libertad! libertad de ser tu mismo, de poder vivir sin aparentar, sin filtros, solo tu y la naturaleza! Ufffff si vieran mi cara con mi sonrisa de oreja a oreja.
Siento que por un tiempo escondí esta parte de mí, por querer encajar, aparentar… En fin, esta soy yo sin filtros jajaja (literal!)
Tal vez suena algo cursi o ñoño lo que les compartí, pero es lo que yo veo y lo que yo siento, y si es algo que a mi me puso la piel de gallina de la felicidad, por supuesto que lo quiero compartir con ustedes ☺️

Que tengan una semana llena de bendiciones…😉

-Clau

Reto de Gratitud

GRATIS! Así es, este Reto de Gratitud es totalmente gratis, y lo único que necesitas para llevarlo a cabo es unos minutitos de tu día. ¿De qué trata? Te explico:
Durante 10 días vas a ver en tu día 3 cosas por las que estés agradecido, pueden ser cosas super simples hasta cosas mas profundas. Por ejemplo cuando encuentras un lugar de estacionamiento libre en el supermercado, o cuando te encuentras a una buena amiga que hace mucho no veías, o pasar una tarde super divertida con tu familia.
El chiste de este reto es que VEAS y seas consciente de esos pequeños detalles que la vida te da y los AGRADEZCAS.
¿Te animas?
Para empezar y que puedas crear un hábito, antes de dormir escribe en una libreta (que puedes tener cerquita en tu buró), 3 cosas que agradezcas de tu día. ¿Por qué por escrito?, puedes solo pensarlo, pero si lo escribes lo haces de manera mas consciente, se te queda mas grabado en tu mente, y lo más importante, cuando tengas días en los que estas desanimad@ puedes irte a tu libreta y ver TODAS las cosas buenas que te han sucedido!
¿Cual es el resultado de este reto? Eso es sorpresa!! Lo verás poco a poco cuando pasen los días. El realizar esta práctica de gratitud abre camino a que recibas más bendiciones, es como magia, cuando lo haces de corazón. Y sobre todo, te darás cuenta todas las bendiciones que ya tienes ¿A quién estás agradeciendo? A la Vida, a Dios, al Universo…
Este reto dura solo 10 días, espero decidas realizar esta práctica el resto de tu vida.
*En mis instagram stories puedes ver mi reto de gratitud que estaré compartiendo todos los días www.instagram.com/naturalmenteclau
Puedes compartir el reto usando el #doygraciashoy

Lo que reconoces en los demás, lo reconoces en ti…

“Lo que reconoces en los demás, reconoces en tí”…
Hace unas semanas estaba platicando con mi mamá de este tema, de lo importante que es reconocer algo bueno en las demás personas y DECIRLO, sip, lo pongo con mayúsculas porque a pesar de que digan “yo no busco el reconocimiento de los demás”, seamos honestos, a quien no le gusta cuando te dicen “te quedó padrísimo tu trabajo” o “que bonita blusa traes” o “se te ve super bien ese corte de pelo”, o “que bonito escribes (jiji)”.
Y les digo algo, yo me considero una persona reconocedora (al menos trato de serlo, aunque de vez en cuando se me escapan cosas jeje). Si veo algo en alguien que hizo que me agradó, siento esa necesidad de expresarlo y decírselo. Y no me dejarán mentir, pero se siente más bonito cuando uno reconoce algo en otros que cuando te reconocen algo a tí. El decirlo de corazón y ver como el semblante de la persona cambia, es algo super bonito, y adivina que…probablemente hayas cambiado el día completo de esa persona, inclusive el rumbo de su vida!! Oh siiii, así de profundo puede llegar a ser tu comentario. Tal vez con tu comentario le alegraste el día, o le diste una gran idea para comenzar un emprendimiento, que se yo…
Me ha pasado, en lo personal, cada mensaje que me llega, cada comentario de agradecimiento, para mí es como gasolina para seguir avanzando en este proyecto al que le tengo tanto cariño (Naturalmente Clau).
Y volviendo a mi mamá, ella me decía que cada vez que tu reconoces algo en alguien más, eso mismo lo estás reconociendo en ti mismo (como un espejo), y tiene algo de lógica, como lo mismo es cuando bendices a alguien, estás bendiciendote a ti mismo, igual cuando deseas mal a alguien, adivina que…pues lo mismo lo estas pidiendo para ti (aguas…).
Así que la próxima vez que sientas ese “algo” cuando te gustó el trabajo de alguien, cuando vez una CUALIDAD ya sea física, profesional, personal en alguien, DÍSELO. Para tí puede parecer equis, pero para esa persona puede significar mucho, y más si viene de alguien tan importante como tú.

Si crees que a alguien le puede servir lo que acabas de leer, compartelo

 

Miedo…ahi te voy

Viene el 2017, lleno de propósitos, deseos, objetivos, como le gusten llamar. Este libro es uno de mis favoritos, me enamoró primero la portada, yo soy muy visual, la autora por supuesto también!, y el título. Pero cuando lo empecé a leer fué de esos libros que no lo quería cerrar hasta terminarlo.

Se llama Big Magic, autora Elizabeth Gilbert (creo que ya lo tienen en español “Libera tu magia”).

El libro habla de cómo vivir una vida creativa (de crear) a pesar del miedo.
Algo que se me quedó grabado es como la autora hace referencia al miedo. Tal vez el miedo es algo que muchos le huimos al momento de crear o emprender. Y no!! El miedo siempre estará ahí, pero eso no es algo malo, al contrario, te está indicando que estás saliendo de tu zona de confort, lo cual es muy bueno!

Liz Gilbert explica cómo hablarle al miedo al momento de crear algo nuevo (es largo y lo reduje un poco para extraer la idea principal)…

Querido miedo: Creatividad y yo estamos apunto de empezar un viaje en auto juntos. Entiendo que te nos unirás, porque siempre lo haces… Hay mucho espacio en el auto para todos nosotros, así que siéntete como en casa, pero quiero que entiendas esto: Creatividad y yo somos las únicas que estaremos tomando cualquier decisión durante el camino. Reconozco y respeto que tú eres parte de esta familia, así que nunca te excluiré de tus actividades, PERO tus sugerencias NUNCA las seguiremos. Tienes permitido tomar tu asiento, y tener voz, pero no tienes permitido de tener voto. No tienes permitido de tocar los mapas. Es más, ni siquiera tienes permitido tocar el radio! Pero sobre todo, mi querido amigo, tienes absolutamente prohibido MANEJAR.

Qué tal!!?
Este escrito me parece súper interesante, y hasta se me ocurre pegarlo en mi escritorio o en el espejo, un lugar donde lo vea TODOS los días .

Así que miedo…ahí te voy! 😉